La importancia de la Clasificación y Estadio de un Tumor en Pequeños Animales

Expositor:

Abelardo Morales

Medico Veterinario

En la práctica veterinaria diaria siempre como clínico y como patólogo veterinario de diagnostico necesitamos predecir con exactitud el comportamiento del tumor, su puesta en escena y su clasificación, enfocados en el diagnostico personalizado y la medicina de precisión.

El sistema de clasificación TNM (tumor, nodo, metástasis) se utiliza ampliamente en oncología veterinaria de manera general. Este sistema permite a los veterinarios clínicos examinar todos los elementos que son importantes para el pronóstico y de la elección adecuada de tratamiento junto a los elementos de diagnostico y pronóstico.

El T para el tumor incluye el tamaño del tumor y la posible invasión de estructuras adyacentes. Invasión es un factor muy importante, porque una vez que las células determina el grado de infiltración de células tumorales en otros tejidos subyacentes, facilitando, la propagación. La palpación cuidadosa para identificar engrosamiento y aumento de volumen es importante en este contexto. La ecografía de los tumores ha demostrado ser útil para identificar invasión del tumor, en conjunto con la punción por aspiración con aguja delgada (PAAF/PAD). En la práctica, es una valiosa herramienta de diagnóstico para los veterinarios.

La N el nódulo linfático (linfa) es un elemento desafiante en el examen clínico por lo que es necesario identificar los ganglios linfáticos en la palpación. Estudios recientes sugieren que el aumento de tamaño de los ganglios linfáticos (linfadenomegalia), va correlacionado con metástasis. Sin embargo, la ausencia de adenopatías palpables no descarta metástasis, los ganglios linfáticos pueden ser identificados por palpación o ecografía, una punción por aspiración con aguja fina (PAAF) e inclusive biopsia de los ganglios linfáticos puede confirmar la metástasis.

La M en la clasificación TNM se emplea para describir a la metástasis a distancia. La metástasis a los pulmones y ganglios linfáticos periféricos es bastante frecuente en la práctica de diagnostica de tumores en animales de compañía. Por esta razón, la radiografía de tórax es fundamental. Los tumores malignos se dividen en: G1 – Bien diferenciado; G2 – Moderadamente Diferenciado; y G3 – Indiferenciado. Para el grado del tumor, una biopsia representativa del tumor debe ser examinada cuidadosamente por áreas identificadas previamente incluyendo los márgenes de resección quirúrgica.

Cuando identificamos, clasificamos y establecemos el grado a un tumor, estamos bien preparados para explicar todos los pros y los contras de un procedimiento quirúrgico, de un tratamiento de quimioterapia y planteamos todas las opciones disponibles para el propietario, así como la consideración de los síndromes paraneoplasicos asociados al desarrollo de un tumor.

BIBLIOGRAFÍA

Banks W. 1996. Histología Veterinaria Aplicada. Segunda Edición Manual Moderno México. 487-492.

Jubb K, Kennedy P, Palmer N. 1984. Pathology of Domestic Animals. 1984. pp. 615.

Moulton J. 1978. Tumor in domestic animals. Second edition. 1-13. University California Press. California, USA.

Expositor:

Abelardo Morales

Medico Veterinario